1

AMO A LA VIRGEN Y LA CANTO

Canto a la Virgen:

¡Dejadme amar y cantar!

Soy un pobre peregrino

que busco luz y amor;

vengo al Santuario

con el rosario en la mano para convertirme en el escabel de los pies inmaculados de María, «in  eterno»;

¡vengo a buscar luz y amor de Dios

 y de las almas! 

Vengo a ti para no perderme,

 después de haber pasado entre profundidades, hundimientos, alturas, precipicios, montañas, huracanes,

abismos y oscuridades del espíritu,

sombras negras …

Vengo a ti, y siento, encima de mí,

una alta paz, que se cierne:

 veo su manto extenderse

sobre todas las tempestades, y una serenidad inofuscable que supera las regiones de la luz humana,

y traspasa todos nuestros esplendores,

 que me arrolla y penetra


SAN LUIS ORIONE