AVE MARÍA. PRIVILEGIO SABATINO

10/27/2020

En 1247, el superior de la Orden del Carmelo se llamaba Simón Stock y le rogó a María, invocada como «Flor del Carmelo» o «Estrella del Mar», que lo ayudara en las dificultades institucionales del momento. Fue entonces cuando el 16 de julio de 1251, María se le apareció acompañada de una multitud de ángeles y le dijo, presentándole el escapulario: «Aquí tienes el privilegio que te doy a ti y a todos los hijos del Carmelo. Cualquiera que muera vestido con este hábito, se salvará”. 

A Juan XXII, Papa desde 1316, se le apareció y le dijo,

“Quien entre en esta Orden y observe devotamente este tipo de vida, será salvo para siempre y liberado de penas y culpas. Y, si el día de su paso a la vida futura, es llevado al purgatorio, yo, la Madre de la gracia, descenderé al purgatorio el sábado después de su muerte y liberaré a los que encuentre allí y los llevaré de regreso a la Montaña y a la vida eterna”. 

Por eso debemos rezar por nuestros difuntos y en vida estar unidos a las Gracias que concede Nuestra Señora.

El Rosario y los sábados están dedicados a La Madre de Dios. 

Manuel García. 

image_pdfimage_print

Suscríbete al boletín de la parroquia

* Este campo es obligatorio.