No tener miedos ni prejuicios

11/29/2016

"Si queremos que el mundo sea un lugar favorable a la vida humana, 
en el sentido más pleno, 
que comprende también la idea de civilización, 
-dice la filósofa Elena Pulcini- 
tenemos que dejar de tener miedo del otro 
y empezar, más bien, tener miedo por el otro, 
reconociéndonos en su misma situación de vulnerable fragilidad, 
en lugar de identificarlo como un competidor, 
un rival en el goce del mundo 
(o del amor de Dios, como parecía Abel, a los ojos de Caín). 
Cuando, encontrando a los demás, 
veamos mujeres, hombres y niños 
y no un diferente color de la piel 
o un pormenor que habla de una cultura diferente de la nuestra, 
entonces surgirá inevitable 
la "conciencia de compartir una condición común 
de debilidad, perfección, sufrimiento".
La solidaridad, el tener cuidado de la existencia, 
sea como cuidados de uno, sea como celo por el otro, nace de aquí."
(Fuente: Con ojos diversos, arte y relaciones humanas,de Michela Dall’Aglio Maramotti, p. 114)
image_pdfimage_print

Suscríbete al boletín de la parroquia

* Este campo es obligatorio.