SEÑORA DEL SILENCIO

11/27/2017

Madre del Silencio y de la Humildad,

Tú vives perdida y encontrada

en el mar sin fondo del Misterio del Señor.

Eres disponibilidad y receptividad.

Eres fecundidad y plenitud.

Eres atención y solicitud por los hermanos.

Estás vestida de fortaleza.

 

En Ti resplandecen la madurez humana y la elegancia espiritual.

Eres señora de Ti misma

antes de ser señora nuestra.

 

No existe dispersión en Ti.

En un acto simple y total,

tu alma, toda inmóvil,

está paralizada

e identificada con el Señor.

Estás dentro de Dios

 y Dios dentro de Ti.

El Misterio Total te envuelve

 y te penetra, te posee, ocupa

e integra todo tu ser. (…)

 

Sin embargo, tu silencio no es ausencia sino presencia.

Estás abismada en el Señor,

y al mismo tiempo,

atenta a los hermanos, como en Caná.

                                                            P. Larrañaga.  

image_pdfimage_print

Suscríbete al boletín de la parroquia

* Este campo es obligatorio.