Oraciones

El papa Francisco pide a todos los cristianos que oremos "para que aquellos que sufren encuentren caminos de vida, dejándose tocar por el Corazón de Jesús".

Para que nuestra oración sea efectiva

El Papa Francisco nos lo cuenta en su Catequesis sobre la oración que comenzó el 6 de mayo de 2020.

  • Recogimiento contra las distracciones
  • Esperanza contra la aridez
  • Perseverancia contra la acedia
  • Confianza

“Ante todas estas dificultades no tenemos que desalentarnos, sino seguir rezando con humildad y confianza”, Papa Francisco.

Indice

Puedes hacer click en la Oración que quieras rezar y accederas a ella automaticamente.

 Oración de la mañana

Señor, en el silencio de este día que nace,
vengo a pedirte paz, sabiduría y fuerza.
Hoy quiero mirar al mundo con ojos llenos de amor.
Ser paciente, comprensivo, humilde, suave y bueno.
Ver a tus hijos detrás de las apariencias,
como los ves tu mismo,
para así poder apreciar la bondad de cada uno.
Cierra mis oídos a toda murmuración.
Guarda mi lengua de toda maledicencia.
Que sólo los pensamientos que bendigan permanezcan en mi.
Quiero ser tan bienintencionado y bueno
que todos los que se acerquen a mi sientan tu presencia.
Revísteme de tu bondad señor
y haz que en este día yo te refleje.

Amén.

 Oración de la noche

Padre mío, ahora que las voces se silenciaron
y los clamores se apagaron, aquí al pie de la cama
mi alma se eleva hasta Ti, para decirte:
Creo en Ti, espero en Ti, te amo con todas
mis fuerzas, Gloria a Ti Señor.
deposito en tus manos, la fatiga y la lucha,
las alegrías y desencantos de este día
que quedó atrás.
Si los nervios me traicionaron, si los impulsos
egoístas me dominaron, si di entrada al rencor
o a la tristeza, ¡Perdón, Señor!. Ten piedad de mí.
Si he sido infiel, si pronuncié palabras vanas,
si me dejé llevar por la impaciencia.
Si fui espina para alguien ¡Perdón, Señor!.
No quiero esta noche entregarme al sueño, sin sentir
sobre mi alma la seguridad de tu misericordia,
tu dulce misericordia, enteramente gratuita, Señor.
Te doy gracias, Padre mío, porque has sido la sombra
fresca que me ha cobijado durante todo este día.
Te doy gracias porque, invisible, cariñoso, envolvente,
me has cuidado a lo largo de estas horas.
Señor, a mi alrededor ya todo es silencio y calma.
Envía el ángel de la paz a esta casa. Relaja mis nervios
sosiega mi espíritu, suelta mis tensiones,
inunda mi ser de silencio y serenidad.
Vela sobre mí, Padre querido, mientras me entrego
confiado al sueño, como un niño que duerme
feliz entre tus brazos.
En tu nombre Señor, descansaré tranquilo.

Amén.

Padre Nuestro

Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
más líbranos del mal.

Amén.

Ave María

Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte.

Amén

El Credo (Simbolo de los Apóstoles)

Creo en Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
su único Hijo,
Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios,
Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén

Misterios del Rosario

Si quieres rezar el Santo Rosario acompañado puedes venir a la parroquia y rezarlo con nosotros.

Misterios Gozosos (lunes y sábado)

1. La encarnación del Hijo de Dios.
2. La visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel.
3. El nacimiento del Hijo de Dios.
4. La Presentación del Señor Jesús en el templo.
5. La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo

Misterios Dolorosos (martes y viernes)

1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto de Getsemaní.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. El Camino del Monte Calvario cargando la Cruz.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.

Misterios Gloriosos (miércoles y domingo)

1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen.

Misterios Luminosos (jueves)

1. El Bautismo en el Jordán.
2. La autorrevelación en las bodas de Caná.
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.
4. La Transfiguración.
5. La Institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio
pascual.

Letanias Lauretanas

-Señor, ten misericordia de nosotros, Se repite
-Cristo, ten misericordia de nosotros, Se repite
-Señor, ten misericordia de nosotros, Se repite
-Cristo óyenos, Se repite
-Cristo escúchanos, Se repite

-Dios, Padre celestial, Ten misericordia de nosotros.
-Dios Hijo, Redentor del mundo, Ten misericordia de nosotros.
-Dios Espíritu Santo, Ten misericordia de nosotros.
-Trinidad santa, un solo Dios, Ten misericordia de nosotros.

-Santa María, Ruega por nosotros.
-Santa Madre de Dios,
-Santa Virgen de las vírgenes,
-Madre de Cristo,
– Madre de la Iglesia,
-Madre de la divina gracia,
-Madre purísima,
-Madre castísima,
-Madre virginal,
-Madre sin mancha de pecado,
-Madre inmaculada,
-Madre amable,
-Madre admirable,
-Madre del buen consejo,
-Madre del Creador,
-Madre del Salvador,
-Virgen prudentísima,
-Virgen digna de veneración,
-Virgen digna de alabanza,
-Virgen poderosa,
-Virgen clemente,
-Virgen fiel,
-Espejo de justicia,
-Trono de sabiduría,
-Causa de nuestra alegría,
-Vaso espiritual,
-Vaso digno de honor,
-Vaso insigne de devoción,
-Rosa mística,
-Torre de David,
-Torre de marfil,
-Casa de oro,
-Arca de la Alianza,
-Puerta del cielo,
-Estrella de la mañana,
-Salud de los enfermos,
-Refugio de los pecadores,
-Consuelo de los afligidos,
-Auxilio de los cristianos,
-Reina de los ángeles,
-Reina de los patriarcas,
-Reina de los profetas,
-Reina de los apóstoles,
-Reina de los mártires,
-Reina de los que confiesan su fe,
-Reina de las vírgenes,
-Reina de los santos,
-Reina concebida sin pecado original,
-Reina asunta al cielo,
-Reina del Santísimo Rosario,
-Reina de la familia,
-Reina de la paz,

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Perdónanos, Señor.
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Escúchanos Señor.
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Ten misericordia de nosotros.
-Jesús, óyenos. Se repite
-Jesús, escúchanos .Se repite

Bajo tu protección. Nos acogemos bajo tu protección, Santa
Madre de Dios: no desprecies las súplicas que te dirigimos en
nuestra necesidad, antes bien, sálvanos siempre de todos los
peligros Virgen gloriosa y bendita.
V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios
R. Para que seamos dignos de alcanzar la promesas de nuestro
Señor Jesucristo.

Oración. Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos
siempre de salud de alma y cuerpo; y por la intercesión de Santa
María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y
concédenos las alegrías del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Bendita sea tu Pureza

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se
recrea, en tan graciosa belleza. A Ti celestial princesa, Virgen
Sagrada María, te ofrezco en este día, alma vida y corazón. Mírame
con compasión, no me dejes, Madre mía. Amén.

Magnificat

(Lc 1, 46-55)
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí,
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.
El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia -como lo había prometido a
nuestros padres- a favor de Abrahán
y su descendencia por siempre.
Gloria al Padre.

Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra.
Dios te salve.
A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva,
a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
E a, pues, Señora Abogada Nuestra,
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,
y después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

Acuérdate o piadosísima Virgen María.

Acuérdate,
¡oh piadosísima, Virgen María!,
que jamás se ha oído decir
que ninguno de los que
han acudido a tu protección,
implorando tu auxilio
haya sido abandonado de Ti.
Animado con esta confianza,
a Ti también yo acudo,
y me atrevo a implorarte
a pesar del peso de mis pecados.
¡Oh Madre del Verbo!,
no desatiendas mis súplicas,
antes bien acógelas benignamente. Amén

Oración al Espíritu Santo (Secuencia de Pentecostés)

Ven Espíritu Divino,
manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas,
fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huesped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.
Entra hasta el fondo del alma,
divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado
cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas,
infunde calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.
Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno.
Amén

Ángelus

V. El Ángel del Señor anunció a María.

R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.
Dios te salve, María… Santa María…
V. He aquí la esclava del Señor.
R. Hágase en mí según tu palabra.
Dios te salve, María… Santa María…
V. Y el Verbo se hizo carne.
R. Y habitó entre nosotros.
Dios te salve, María… Santa María…
V. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.
Oremos:
Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del
Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que
lleguemos, por su pasión y su cruz, a la gloria de la resurrección.
Por Jesucristo, nuestro Señor.R. Amén.

Gloria

Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre todopoderoso Señor,
Hijo único, Jesucristo.
Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica;
tú que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo,
sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.
Amén.

Credo Niceno

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre;
por quien todo fue hecho;
que por nosotros los hombres, y por nuestra salvación
bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó
en María La virgen, y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato,
padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día,
según las escrituras, y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria, para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.
Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del
Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia que es Una, Santa, Católica y Apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados,
espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.
Amén.

Reina del Cielo

Reina del Cielo, alégrate, aleluya,
porque el Señor, a quien llevaste en tu seno, aleluya,
ha resucitado, según su palabra, aleluya.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

San Luis Orione

Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
te adoramos y te damos gracias por la inmensa caridad
que has infundido en el corazón de San Luis Orione
y por habernos dado en El al apóstol de la caridad,
al Padre de los pobres, al bienhechor de la humanidad
dolorida y desamparada.
Concédenos imitar el amor ardiente y generoso
que San Luis Orione ha manifestado hacia ti,
a la Virgen Santísima, a la Iglesia,
al Papa y a todos los afligidos.
Por sus méritos e intercesión,
concédenos la gracia que te pedimos
para experimentar tu Divina Providencia.
Gloria al Padre…
San Luis Orione. …. Ruega por nosotros.

Oración al Fundador

Oh San Luis Orione que atraído desde la niñez
por la fuerza irresistible de Dios, y animado
por una filial devoción a la Santísima Virgen,
ofreciste toda tu vida en holocausto de amor a Cristo y a su Iglesia,
con un generoso servicio de Caridad hacia los hermanos,
especialmente hacia los más olvidados y pobres, tus predilectos.
Concédenos la gracia de seguir tu ejemplo
sirviendo a Dios y al prójimo con la misma generosidad
y difundir ampliamente el mensaje de amor que Dios,
a través de tu vida, ha querido ofrecer al mundo entero. Amén

ORACIÓN PARA EL LUNES

Beato Francisco Drzewiecki

Oh Dios, Padre bondadoso y providente, te damos gracias porque
nos has dado en el Padre Francisco Drzewiecki,
un ejemplo espléndido de sacerdote
totalmente entregado a la causa de Cristo y de su Iglesia,
en la formación de los jóvenes, en la caridad para con los
desamparados, y en la dedicación esmerada del pueblo.
Infunde en nosotros la fortaleza del Espíritu
para que, como Don Francisco, víctima inocente,
podamos testimoniar en medio de las tinieblas,
del egoísmo y del mal,
que solamente la Caridad salvará al mundo
y que el último en vencer eres Tú,
con una inmensa e infinita misericordia.
Para gloria de tu nombre,
para que llegue tu reino de paz y de justicia,
concédenos, por su intercesión, la gracia que te pedimos.
(Dígase cual).
Gloria al Padre…

ORACIÓN PARA EL MARTES

Don Carlos Sterpi – Venerable

Postrados humildemente, te damos gracias, oh Santísima Trinidad,
por haber suscitado a Don Carlos Sterpi como fiel y generoso
colaborador del Apóstol de la Caridad, San Luis Orione,
para la salvación de tantos huérfanos y
consuelo de nuestros hermanos más pobres y afligidos.
Danos también los tesoros de una ardiente piedad, eucarística y
mariana, de una humilde vida escondida, del celo por las almas,
las vocaciones y por el Papa, que hicieron ejemplar su vida.
Dígnate glorificar en la tierra a tu humilde siervo, concediéndonos la
gracia que, por su intercesión, confiadamente te pedimos.
(Gloria).

ORACIÓN PARA EL MIERCOLES

Fray Ave María

Oh Jesús, luz verdadera enviada al mundo
para iluminar a todas las almas, te damos gracias
por haber llamado por medio de la desventura de la ceguera física,
a tu siervo Fray Ave María a la luminosa noche
de una vida enteramente gastada en la penitencia
y la gozosa oración
para llevar a los desalentados la admirable certeza de la fe.
Concédenos caminar, al resplandor de tu rostro,
en gracia y caridad activa para el bien de los hermanos, y escucha,
por su intercesión, las súplicas que te presentamos. (Gloria).

ORACIÓN PARA EL JUEVES POR LA MAÑANA

Oración por las Vocaciones

Padre Dios, te confiamos los jóvenes del mundo entero,
con sus problemas, aspiraciones y esperanzas.
Revélales los horizontes de la tierra donde los pobres
gritan su dolor y reclaman ayuda.
Que comprendan de alguna forma que vale la pena dar
enteramente la vida por tu causa: la causa de los necesitados.
Regálales generosidad y prontitud en la respuesta.
Y a nosotros haznos felices en la entrega,
entusiastas en la misión encomendada
e infatigables constructores de la fraternidad,
para que nuestra sencillez y alegría
abran el corazón de otros jóvenes a escuchar tu llamada,
y a seguirte, junto a nosotros, en la familia orionista. Amén

ORACION PARA EL JUEVES

Don Gaspar Goggi – Siervo de Dios 

Señor Jesús,
que en los primeros tiempos difíciles de nuestra Congregación
nos diste en Don Gaspare Goggi
un admirable ejemplode confianza increíble en tu Providencia,
de generosa adhesión al Papa y a Don Orione,
de heroico holocausto en el altar del sufrimiento por amor tuyo,
dígnate concedernos la gracia de imitar
especialmente en los momentos de prueba y desaliento,
a tu fidelísimo siervo y de glorificarlo ya en la tierra, para bien de la
Congregac

ORACIÓN PARA EL VIERNES

Beatos Ricardi Gil y Antonio Arrué

Señor Jesucristo, nuestro Dios y nuestro Rey crucificado.
Te damos gracias por los dones de caridad y fortaleza
que brillaron en los beatos Ricardo Gil y Antonio Arrué,
fieles a su vocación en la persecución y en el martirio.
Humildemente te suplicamos que glorifiques a estos heroicos
testigos, concediéndonos la gracia que, por su intercesión,
confiados te pedimos.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

ORACIÓN PARA EL SABADO

Sor María Plautilla – Sierva de Dios

Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
que quisiste infundir en el corazón de tu fiel sierva Sor María
Plautilla, especiales dones de gracia para realizar en ella el ideal de
caridad, propio del carisma de Don Orione.
Te adoramos profundamente y te damos gracias
por habernos dado tan sublime modelo.
Te pedimos, humildemente, su glorificación por parte de la Iglesia,
para la santificación de toda la familia orionista
y la llegada de tu reino de amor entre las almas.
Concédenos a tal fin la gracia, que por su intercesión,
confiadamente te imploramos. (Gloria)

ORACIÓN PARA EL DOMINGO

Oración por el Papa

Señor Nuestro Jesucristo
que has fundado tu Iglesia en la persona de Pedro,
perpetuando su primacía en a persona de sus sucesores,
te suplicamos nos ayudes a reconocer y venerar en el Papa
al elegido por ti, por Obra del Espíritu Santo
para guiar y gobernar la Santa Iglesia.
Haz Señor, que no cesemos jamás de escucharle
como al sumo representante de tu autoridad,
al intérprete infalible de Tu Palabra.
Tú nos lo has dado, Señor, por Padre y Maestro;
concédenos también la gracia de profesarle siempre
toda nuestra docilidad y todo nuestro amor.

Suscríbete al boletín de la parroquia

* Este campo es obligatorio.